Prueba un poco de bondage

Prueba un poco de bondage

spa erotico

Lo sabemos la monotonia a la larga cansa y las ganas de experimentar en el plano sexual aumenta y es que se puede empezar desde asistir a un spa erotico, juguetes sexuales, e inclusive prácticas por ello te dejamos algunos consejos para que puedas iniciarte en el sexo bondage.

El sexo bondage consiste en inmovilizar el cuerpo de una de las personas durante la relación sexual, una inmovilización se puede hacer con cuerdas o con otros accesorios (cadenas, pañuelos, esposas). Estos son algunos de los mejores complementos para iniciarte en el bondage y si lo quieres realizar es necesario que leas lo siguiente.

  • Hazlo con alguien con quien tengas confianza: en realidad puedes hacerlo con quien quieras, pero es más seguro practicarlo con tu pareja o con alguien en quien confíes. Lo importante es sentirte segura y a gusto en esa situación.
  • Elige un rol: puedes optar por ser la persona atada o la que ate, ponte de acuerdo con tu pareja antes de comenzar, incluso pueden decidir quien empieza primero esa noche a ser el atado.
  • Deja a un lado la vergüenza: el objetivo es disfrutar del sexo, así que deja a un lado el pudor y di en voz alta cómo quieres hacerlo o cuáles son las fantasías sexuales que te gustaría llevar a cabo.
  • Comienza con nudos flojos: al principio puede resultar agobiante para la persona que lo practica por primera vez, por lo que es aconsejable comenzar con ataduras flojas, para tener la sensación de que se puede liberar en cualquier momento, puedes comenzar por lo más básico, como hacerlo con las muñecas o con los pies atados.
  • Utiliza otros complementos para aumentar el placer: más allá de la inmovilización, también podéis utilizar otros accesorios con los que disfrutar, como lubricantes, un antifaz, un vibradores, entre otras cosas que te hagan sentir más confiado.
  • Bondage sí, pero sin dolor: puede que hayas escuchado aquello de «palabra de seguridad», un término acordado entre dos (o más) personas antes de practicar BDSM, la finalidad es decirla en voz alta cuando alguno no quiera continuar con esta práctica, es como un código de alerta que puede significar «más flojo», «detente», «eso no me gusta», puedes inventarte una o simplemente decir a tu pareja que pare y punto, recuerda que el sexo bondage ha de ser sensato, seguro y consensuado, no doloroso.

Una práctica que debes de probar pero con sus debidas reglas.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

About The Author

relax
Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp